Pintar los muebles

0
353
mueble envejecido

La pintura sirve para disimular maderas de baja calidad; a cambio, imprime a los muebles originalidad y frescura. Decía Baudelaire que el color tiene poder para soñar.

Para pintar un mueble no es necesario que la madera esté en bruto. Se puede trabajar sobre muebles ya pintados o barnizados. Eso sí, si est· encerado conviene frotarlo antes con lana de acero impregnada en aguarrás. Si la pintura o el barniz estuvieran muy descascarillados,entonces hay que decapar por completo.

pintar muebles

Una vez tenemos la superficie preparada, procedemos siguiendo estos pasos:
1- Una vez limpio el mueble, antes de pintarlo es necesario proteger la madera con una capa de barniz para que la pintura no penetre en el poro, y asÌ conseguir que el proceso sea reversible.
2- Prepara la pintura base mate al agua. Se puede diluir ligeramente,ser· más fácil de aplicar.
3- Aplica la primera mano de pintura con una brocha plana de pintor en el sentido de la veta.
4- A continuación deja secar el tiempo recomendado por el fabricante.Una vez seca,lija para suavizar la superficie y retira el polvo con un trapo ligeramente humedecido.
5- Aplica la segunda mano de pintura, extendiéndola de forma regular en el sentido de la veta. Deja secar hasta el día siguiente.Es posible que quede alguna veladura,asÌ que puedes aplicar otra capa de pintura para conseguir un color más uniforme.
6- Cuando se haya secado totalmente, y si quieres pintar las molduras de otro color, protege los bordes de alrededor con cinta adhesiva de enmascarar. Emplea una brocha más pequeña para aplicar el segundo tono escogido. Retira la cinta adhesiva antes de que la pintura comience a secarse.
7- Una vez seco el mueble, frota cuidadosamente con la lija del nº 400 para suavizar el acabado, y después retira el polvocon un trapo ligeramente humedecido.
8- Si decides envejecerlo,ahora es el momento, una vez terminado el proceso del color y antes de barnizar. Borra la pintura de los bordes de los cajones, de los cantos de las mesas,y del final de las patas de las sillas, utilizando papel de lija nº 220.
9- Aplica una capa de barniz transparente al agua, mate o satinado, ligeramente diluido,una vez pintado el mueble. Con la brocha bien limpia, se extiende el producto en el sentido de la veta, teniendo cuidado de que no caigan goterones. Conviene que lo dejes secar hasta el día siguiente.
10- Opcionalmente se puede terminar con un pulido a la cera, para conseguir de este modo un acabado final satinado.Para ello,se mancha la lana de acero con la pasta de cera, y se extiende con cuidado en el sentido de la veta, presionando ligeramente para suavizar el barniz al mismo tiempo. Se deja secar bien y después pule con un trapo de lana blando que no tenga costuras,hasta que el brillo comience a aparecer. Si empleas una cera oscura conseguirás que la pieza adquiera una apariencia antigua.

armario
Qué necesitas:

-Pintura acrílica mate al agua.

-Decapante para retirar barniz o pintura vieja.

– Brocha plana de pintor y lana de acero del nº000.

-Barniz al agua mate o satinado.

-Pinceles planos de pintor para barnizar y pintar.

-Tabla de madera para hacer pruebas.

-Lija de agua del nº 400 y del nº 220.

-Cinta adhesiva de papel para enmcascarar.

-Cera de patinar para suavizar el barnizado final.

Compartir
Artículo anteriorConstruir una ducha de obra
Artículo siguienteComedores de exterior