Preparar el exterior para veranear en el jardín

0
1744

Si te gusta tomar el sol, descansar o hacer tus comidas al aire libre, este es el momento de preparar tu espacio en el exterior para que todo esté a punto. La tarea comienza, planteando necesidades y estudiando las distribuciones posibles.

Este estudio previo a cualquier tipo de intervención es sumamente necesario para tratar el espacio disponible en conjunto. Y es muy útil para que los distintos rincones de uso queden enlazados entre sí y con el interior. Ya que, si afuera está ordenado y bonito, queremos disfrutarlo también desde el interior y según como se proyecten las aberturas podrán sumarse los dos espacios, ganando en funcionalidad, confort y porque no, también en diseño

Cómo se debe aprovechar el espacio: zonificación

Si el espacio es pequeño, como por ejemplo un patio trasero: conviene establecer prioridades. Se puede preferir, por ejemplo, tener ante todo una zona para comer que sirva de espacio de expansión del salón. Además si interior y exterior van a estar fundidos por una intercomunicación completa y fluida, habrá que considerar darle importancia al pavimento, más que a las zonas de tierra, para que el mantenimiento no sea una complicación (o un martirio). En este caso la vegetación se acotará mediante parterres y alcorques para los árboles.

• Espacios más amplios: si se quiere sacarle mucho provecho a la parcela, hay que contar con zonas a pleno sol y con espacios de sombra, preferiblemente vegetales que son mucho más frescos. Una nueva zonificación más detallada, te servirá para determinar lo que irá en las zonas de sol y el tratamiento de las áreas sombreadas.

Si es imprescindible contar con un porche o zona semicubierta impermeable, su ubicación, es lo primero que hay que decidir. Tenlo en cuenta para darle proporción a una parcela larga y estrecha, ya que ubicándolo al fondo de la misma, ensancharás el espacio restante.

• Ajustar medidas con la distribución: La idea del proyecto de distribución es adjudicar a cada zona la escala y ubicación definitiva. Para pasarlo bien en casa, hace falta contar con esas cosas que nos hacen felices en el exterior. Como puede ser un porche cubierto, una zona de sombra para las hamacas, un paisajismo que pueda disfrutarse desde todos los puntos, una barbacoa, un confortable espacio para el relax o la posibilidad de contar con una piscina.

• Comedores en el exterior: Lo ideal sería contar con varios sitios para comer, tomar un aperitivo, desayunar o cenar. Si se tiene espacio sólo para una mesa, hay que elegir un lugar a gusto de todos. También dependerá del clima de la zona. Por eso conviene, si tu mesa está en un espacio abierto, complementar el área con una sombrilla grande, pensar en la posibilidad de instalar una vela con tensores, (en Ikea tienen velas de muy buena calidad y a un precio muy accesible), o quizás una pérgola con plantas caducas.

Para ajustar un poco más el espacio que le dediques a la mesa es interesante colocarla en un rincón y equipar el ángulo con bancadas. Si cuentas con más superficie, diversifica los puntos de reunión que puedan equiparse con mesa. En el porche, por ejemplo, puedes tener un conjunto para comidas y cenas, que requieren estar más cerca de la casa. En cambio para un desayuno, una merienda o un aperitivo, busca rincones especiales. La mesa puede ser de materiales resistentes como el aluminio o el hierro galvanizado u oxidado. También puede tratarse de un banco de madera con una mesa baja o un apoyo auxiliar creado a partir de troncos.

• Espacios para relajarse y charlar: Es otro espacio, que si está bien equipado, no nos arrepentiremos de veranear en casa. El sitio que elijas, te tiene que gustar mucho, puede ser una terraza mirador del que puedas quedarte colgada, sin más, viendo un atardecer, el paisaje circundante o un espacio más íntimo dentro del jardín. También conviene diseñar distintas posibilidades. Nuevamente es en el porche cubierto donde podrás disponer de un equipamiento completo a salvo de la intemperie, ideal para charlas con amigos o para estar más resguardada del rocío nocturno. Si en cambio se trata de un porche independiente de la casa, habrá más posibilidades de elegir la orientación que más nos interesa en función del uso.

Si es para el verano, para almorzar o dormir la siesta, sería bueno que mirara al norte o que estuviera muy ventilado. Son muy útiles para cerrar el lateral de una parcela o para rematar el fondo de un terreno al que se le quiere dar privacidad. Tanto en los porches adosados a la casa como en los aislados se podrán distribuir áreas completas de estar como si se tratara de salones y zonas de comedor, los aislados son el sitio más indicado para las barbacoas. Para el día, sin embargo, es ideal buscar un rincón bajo la sombra de los árboles.

Allí se puede disponer de butacas, tumbonas y sofás de madera de teca o polietileno, por ejemplo, para que no las tengas que trasladar cuando el tiempo empeore. Conviene darles un toque mullido con cojines y colchonetas de distintos tamaños. Otro complemento magnífico para el relax son las hamacas y sillas colgantes en tela, malla o fibra. Si no cuentas con árboles se puede elegir un modelo con estructura de suspensión incluida.

Últimamente se están imponiendo los espacios de relax tipo “chill out”. Los puedes organizar con camas dosel, con puffs, con bancadas de obra o en plataformas creadas sobre la hierba silvestre, por ejemplo, con una estructura de madera volada. Para protegerte del sol puede servir una estructura de tronco natural y brezo, un kiosco con buenas vistas a la piscina o el paisaje o un tenderete de lonas.

• Espacios para las barbacoas : Otro rincón imprescindible para disfrutar del exterior son las barbacoas y para que no tengas que renunciar al jardín o a la terraza, en las noches frescas de verano, mira también la posibilidad de instalar una chimenea en el exterior o un modelo que te sirva para los dos cometidos. Los diseños de barbacoas contemplan actualmente todos los casos, para que puedan incorporarse tanto en jardines como en balcones, junto a la piscina, en la terraza de un ático o en una zona de chill out, incluso hay modelos mini para colocar sobre la mesa, como la barbacoa a gas Fyrkat de Bodum o las planchas eléctricas.

Aunque a la hora de programar el sitio hay que mirar ante todo la seguridad. Es fundamental proyectar el equipo de acuerdo al clima y al uso real que se le va a dar. Si es un sitio donde suele llover, te convendrá contar con un equipo portátil que puedas instalar debajo del porche, en estos casos, te conviene que sea a gas o eléctrico. Como la barbacoas con sistema RBS de Campingaz. El Radiant Burner System sitúa los quemadores en el lateral en lugar de en la parte inferior, lo que facilita que el líquido y la grasa de la cocina no caigan sobre las llamas.

Otra posibilidad es contar con un hogar fijo dentro del mismo porche. Para que puedas usarlo también como chimenea convendrá construir un hogar bajo. Si cuentas con suficiente espacio libre alejado de las zonas de combustión, puedes elegir algún modelo de chapa de acero con campana o protegido por dos o tres laterales altos. Otra opción al fuego de leña para una chimenea, es el bioetanol. No produce olor y se aloja en un compartimento cerrado.

Hay modelos con quemador pequeño para colocar sobre una mesa, diseños portátiles para instalar sobre pedestal o cajas para empotrar en la pared o quemadores de cristal incluidos dentro de mesas de centro. Son muy indicados para áticos o terrazas. Aportan calor y una iluminación cálida. Alrededor de un fuego bajo y empotrado en una cama de bolos de piedra, se puede crear una zona de asientos con puffs de exterior.

• Agua, baños y murmullos: El verano es sinónimo de sol y agua. Lo máximo de este equipamiento es la piscina. Siempre es conveniente contar con un espacio muy soleado para su ubicación, alejado de los árboles. Aunque si lo que quieres es tener un pilón donde poder sumergirte, las posibilidades se multiplican, tanto en formas, como en materiales y dimensiones.

Para programar la construcción de una piscina de obra hay que empezar dos o tres meses antes de la temporada de baño. Como opción rápida están las piscinas prefabricadas fijas o desarmables. Entre las primeras las más rápidas de instalar son las de poliéster. En la distribución del espacio, los terrenos aterrazados, te permiten encontrar espacios más espontáneos para ubicar el solarium, una zona de sombra o una vista abierta sobre el horizonte. Un terreno rocoso también puede aprovecharse para crear un diseño armónico con el mismo.

Las rocas pueden servirte, por ejemplo, como trampolín o  para ocultar un surtidor de agua continuo. Para que el diseño no desentone,  la forma de la piscina tiene que integrarse en el terreno y la superficie y el volumen, a las necesidades de uso y a las posibilidades de mantenerla sin que ello signifique esfuerzos y medios inasumibles. La tendencia es unificar la profundidad en todo el vaso, entre 1.20m y 1.40m, con lo que se consigue una construcción más económica. El agua también puede estar presente en fuentes a ras del suelo, en pedestal o murales. Son el complemento perfecto para las zonas de relax.

• Trabajar en la huerta: Para algunos es la forma de disfrutar mejor del exterior. Así que si puedes, reserva una zona soleada dentro de tu espacio exterior para crear una huerta, puede integrase también dentro del jardín a modo de huerto ornamental y productivo y complementarse con un invernadero, en el que resulta también ideal contar con un espacio para un banco y una mesa auxiliar.

Como un mobiliario con encanto ayuda a crear atmósfera

La elección del mobiliario tiene que planearse dentro de un proyecto de decoración para que las piezas elegidas tengan una función específica pero para que también estén elegidas en base a un criterio formal. De un mueble para el exterior se busca en principio que reúna cuatro características fundamentales: que cumpla una función, que sea cómodo, que dure y que resista el clima. Pero tenemos que ir más allá, si además queremos que sean bonitos y que se encuadren dentro de un estilo más personalizado. Si están en una zona próxima a la casa con visión desde el interior, este aspecto tiene que cuidarse aún más. Si van en un porche, trata de no saturarlo con modelos muy voluminosos y elige tapizados que tengan una paleta de colores neutra o que enlace con las gamas del interior.

 

  • Para un patio pequeño, comunicado visualmente con el interior, convendrá elegir un mobiliario que sea muy práctico y versátil. Como es el caso de una butaca reclinable, así reduces la cantidad de piezas y creas un rincón visualmente más liviano. Conviene focalizarlo con una sombrilla de color, con una pérgola o con velas tensadas.
  • Espacios de mayor superficie, la tendencia es la mezcla. Muebles vintage, hierro coloreado, piezas de madera, fibra tecnológica, bancadas fijas, de madera u obra en combinación con sillas y mesas de otro material. Y sobre todo, hay que buscar un hilo conductor que enlace toda la composición. Se puede conseguir con los accesorios y cojines.
  • Puffs en el exterior. Se hacen con telas resistentes y todo terreno. Son ideales para colocar sobre suelos de madera, formando una zona de descanso alrededor de una mesa auxiliar baja. Los de la firma Fatboy, se completan con lámparas de policabornato de distintas alturas y sombrillas con estampados de flores.
  • Las hamacas también han vuelto renovadas y más cómodas. Es el caso del modelo Headdemock de Fatboy de 1.40 por 1.80 m, con estructura de sujeción. Está confeccionada con una tela robusta que repele el agua y la suciedad.
  • La colección Dala de Dedon, inspirada en los objetos de fibras naturales confeccionados por muchos pueblos de América del sur. Se ha empleado una novedosa y ecológica fibra creada a partir de una mezcla de envases alimentarios reciclados y polietileno reciclable. Se compone de un sillón bajo, una taburete, un asiento que puede utilizarse como mesa auxiliar y una mesa auxiliar. Las piezas son ligeras, transportables y muy versátiles tanto de uso como de estilo.
    Los nidos colgantes o las camas suspendidas de Dedon son otro producto pensado para el descanso sublime. Están confeccionados con fibra tejida artificial.
  • Y para dar un toque moderno sin tener que preocuparnos del tiempo, los muebles de polietileno teñido en pasta, como la colección Bubble Club de Philippe Starck, que contempla sofás y butacas.
  • Los muebles de diseño son otra apuesta segura, si lo que buscas es calidad atemporal y una decoración que perdure en el tiempo. Tienes modelos para exterior en Vitra, un ejemplo son las sillas de plástico de Panton en distintos colores o los muebles de acero resistentes a la intemperie comercializados por Knoll,  de la colección 1966 de Richard Schultz para exterior, tumbonas con ruedas, sillones, mesas auxiliares…

Espacios para noches mágicas

La clave está en crear una atmósfera cálida y sugerente. Cada rincón tiene que tener su tipo de iluminación. No es lo mismo la luz que se necesita para iluminar una mesa que la que acompaña una charla en las tumbonas. Por eso ante todo variedad y un objetivo común, luz cálida y con pocas estridencias.

Para la luz de señalización es mejor decantarse por la iluminación baja, cercana al suelo, pilotos para empotrar en suelo, apliques para instalar en las paredes, balizas que silueteen circulaciones o demarquen zonas de uso, etc. Para la mesa de comer el consejo es emplear pantallas colgantes, hay modelos de chapa, fibras, policarbonato, vidrio, etc. Se pueden colgar de los techos de porches, pérgolas, cenadores, sombrillas, etc.

Como opción a la lámpara de suspensión puedes emplear cerca de la mesa una lámpara de pie. Los diseños son como las de interior pero aptas para el exterior, por eso se construyen con materiales resistentes como el polietileno rotomoldeado o la fibra de vidrio forrada de plástico, de este último material está hecha la pantalla de la lámpara TXL de Marset. Emite una luz de gran calidez y tienes también una versión de suspensión.

Otro clásico es la familia de lámparas InOut de Metalarte, compuesta por lámparas de suspensión y de pie de distintas alturas de polietileno rotomoldeado, que emiten una luz traslúcida muy serena o el modelo Mate de la misma empresa con brazo de acero inclinado y difusor de polietileno que te permite llevar la luz al centro de la mesa.  Para dar puntos de luz entre plantas en el suelo o sobre mesas auxiliares puedes emplear luces decorativas alimentadas por el sol. Tienes muchos modelos para elegir en la colección de iluminación solar de Ikea, como guirnaldas, farolillos, globos, balizas, etc.

Y como siempre te aconsejo, no pueden faltar las velas. De todos los tamaños, para colocar flotantes en fuentes de cerámica, para copones de cristal, candiles y faroles. Liliana Millán, arquitecta.