Sistemas de apertura

0
833
piscina

Replegables, son cada vez más empleadas para conseguir la integración total y sin obstáculos entre el interior y el exterior.
Entre las últimas propuestas de la empresa Technal se encuentra la nueva corredera Lumeal. Se caracteriza por tener la hoja oculta detrás del perfil del marco, ganando en superficie vidriada y una vista de perfil más reducida y esbelta desde el exterior. Pero lo que realmente la diferencia de las correderas tradicionales es su alta capacidad como aislante térmica y acústica (reduce las pérdidas térmicas con respecto a una ventana simple en un 55%), su baja permeabilidad al aire y la alta estanqueidad al agua, debido al perfeccionamiento en las juntas entre hojas. Con un juego de cuatro hojas es posible crear una gran superficie vidriada de 5 m. de ancho por 3 m. de alto. Por otro lado, la poca incidencia del perfil, la hace ideal para considerarla en obras rústicas. Muy actual continua el modelo de doble ventana Unicity Plus de Technal. La posibilidad de contar con una cámara accesible entre las dos hojas permite incorporar un estor o una veneciana como protección solar, eliminando la caja de persiana y los puentes térmicos y acústicos.

piscina

Correderas elevables son las que ganan más adeptos. Una vez cerradas, son completamente herméticas,

 

bloque

Osciloparalelas permiten tener la hoja basculante para obtener ventilación.

corredera

Automatizadas. Pulsar un botón, para abrir o cerrar la ventana como en un coche es lo más avanzado del mercado. Un ejemplo de este automatismo es el herraje Tip Tronic de Schüco. Se trata de un sistema automático de bloqueo, que puede ser conectado a la domótica de la vivienda. Permite accionar ventanas y puertas individualmente o interconectar hasta 30 unidades, desde la manilla, un interruptor instalado en la habitación o a través de un control centralizado con un móvil. Proporciona mayor seguridad antirrobo, ya que cierra en varios puntos y un dispositivo de protección integrado contra cierre accidental, que detecta resistencias dentro del área de cierre, volviendo a abrir la ventana de forma automática. También avisa si una ventana se ha quedado abierta.

mecanismo automatizado

Todos estos mecanismos de bloqueo se encuentran completamente ocultos, lo que permite tener hacia el interior un perfil más fino. Por otro lado, la posibilidad de automatizar el cierre y apertura ayuda a conseguir un consumo racional de los equipos de climatización, evitando que queden abiertas en caso de viento, lluvia o descenso de la temperatura y permitiendo la ventilación nocturna o en determinadas horas del día. Esta característica de apertura automática también se encuentra en los sistemas correderos. El herraje Schüco e-slide desbloquea y abre automáticamente la puerta por medio de un electromotor, levantándola y haciendo que corra hacia el lado deslizante, accionando el panel de control que se ubica en la hoja o mediante un control integrado en un sistema domótico o uno descentralizado. Esto permite mover con facilidad hojas pesadas o elementos de mucha altura. Adicionalmente tiene una apertura parcial para ventilación.

Compartir
Artículo anteriorVentanas de esquina
Artículo siguienteLos nuevos cerramientos