Baños de estilo retro

0
1383
bañera estilo retro

Una vieja casa de pueblo, una casona de indiano, o un edificio modernista. Todos son espacios perfectos para proyectar un baño a la antigua. El punto fuerte es, sin duda, el equipamiento: lavabos clásicos, bañeras de patas, azulejos con aire retro, y ambientes amplios y despejados.

En materia de instalaciones y servicios, un baño antiguo ha de seguir las mismas pautas que cualquier baño actual. La diferencia está en el estilo de los elementos y en la forma de instalarlos.

baño retro

Bañeras exentas

Lla bañera independiente de las paredes y sin macizar es la pieza estrella de estos espacios. Pueden apoyarse sobre patas, sobre un pedestal integrado en la estructura de la bañera, o terminarse con un faldón a modo de cubierta. El material que da calidad a este tipo de bañera es el hierro fundido, aunque puedes optar por modelos más económicos de cobre, que mantiene el calor durante más tiempo. Instálala con holgura, despegada de las paredes. También puedes situarla en diagonal, en un ángulo de la habitación. El acabado más aconsejado para el interior es el blanco antiguo. Las patas le dan un aire muy antiguo, pudiendo ser de bola, de garra, o de hoja de acanto, acabadas en cromado, dorado o esmaltadas en porcelana blanca.

Lavabo

Los diseños más románticos son de origen inglés o francés. Son comunes los modelos de pie, de pared y los lavabos consola, con dos o cuatro patas. Los de pared pueden ir con ménsulas metálicas de sujeción, con o sin patas, que suelen emplearse como toalleros. Entre los más antiguos están los aguamaniles y las palanganas. Estas últimas de loza porcelánica con desagüe, pueden instalarse sobre un mueble o consola antigua.

Inodoro y bidé

Suelen presentar formas redondeadas u ortogonales. El inodoro de estilo retro es típicamente inglés, de porcelana o metálico. Se caracteriza por el uso de una cisterna o tanque de agua que puede instalarse alto o bajo. Las tuberías se pueden elegir cromadas, doradas o niqueladas, siendo un detalle añadido las manillas de porcelana decoradas, o las ménsulas de hierro para sujeción del tanque a la pared.

Griferías

grifería retro

Podrás adquirir todo tipo de grifos al estilo de la época en tiendas especializadas. Conviene que compres modelos actuales que reproduzcan las formas clásicas, pero con tecnología moderna. La grifería de la bañera puede instalarse en el borde de la misma, desde una columna de agua exterior e independiente, o en la pared. Si vas a utilizar la bañera como ducha, elige un rociador fijo de boca ancha para instalar en la pared o el techo. Las griferías más características son las de tres agujeros con llaves de aspa o palanca. Las encuentras en multitud de acabados: cromo, latón envejecido, cobre, bronce o dorado.

Complementos

complementos retro

Para las bañeras exentas que se emplean también como ducha se utilizan barras metálicas para cortinas, de forma circular, ovalada o en ángulo. Elige el acabado a juego con la grifería. Los toalleros pueden ser de pie, de hierro forjado, o con el mismo acabado que los grifos. Son útiles los toalleros radiador con diseño de la época. El espejo puede montarse en un marco antiguo o en un armazón de acero cromado o niquelado. Los espejos circulares, acompañados de espejo de aumento, son muy de la época. Para la iluminación se pueden emplear apliques de metal y cristal de aire clásico.

Compartir
Artículo anteriorEl Porche
Artículo siguienteIdeas para gastar menos